La Jornada Guerrero - Jueves, 13 Febrero 2020

Tras obtener promesa de diálogo con el mandatario estatal, terminó la protesta

Maestros, alumnos y padres cerraron la entrada a Chilapa; en Marquelia obstruyeron la vía federal 200


Chilapa, 13 de febrero. Profesores, padres de familia y alumnos de preparatorias populares de La Montaña baja bloquearon la entrada a Chilapa, para demandar una reunión con el gobernador Héctor Astudillo Flores, y así plantearle una serie de demandas, como el del reconocimiento oficial.

Este jueves se supo que las autoridades aceptaron liberar los 3 millones de pesos que es un sobrante del presupuesto que no se ejerció el año pasado.

Este logro se da luego de la exigencia de docentes, padres y alumnos, quienes padecieron detenciones de maestros y desalojos por antimotines.

Este mismo jueves simultáneamente en el estado preparatorias populares protestaron, uno de los puntos fue en la entrada de Chilapa, en el lugar conocido como El Arco, donde bloquearon padres, profesores y alumnos de escuelas como la José Martí, de la comunidad de Zoquiapa; Leonardo Davinci, de Ayahualulco, municipio de Chilapa; la preparatoria Nezahualcóyotl de Pantitlán, municipio de Chilapa; la preparatoria de La Esperanza en Mártir de Cuilapa; la de Nejapa y San Ángel del municipio de Chilapa.

En consulta con el profesor que fue detenido en el desalojo de la semana pasada, donde exigían se les entregara el remanente del año pasado, Simón Ramos Aburto expuso que pese a que ya se van a liberar los 3 millones de pesos, hay demandas que no han sido atendidas.

Señaló que decidieron hacer los bloqueos simultáneos para pedir al gobierno del estado una reunión con Astudillo Flores, pues necesitan dialogar sobre el reconocimiento oficial de las preparatorias populares, pues con ello se resolvería el problema de fondo, tanto para las escuelas como para los docentes.

Cerca de las 12 del mediodía los bloqueos terminaron, con la promesa de que este martes se reunirá una comisión con el gobernador, a quien también plantearán la destitución del secretario de Educación, Arturo Salgado Urióstegui por su desatención con ellos, y además se platicará sobre su situación jurídica, pues la carpeta de investigación sigue abierta, con el argumento de que provocó la movilización y el desalojo porque estaban pidiendo dinero.

Añadió que se están solventando las pruebas al respecto, para demostrar que eso no es verdad, que estaban exigiendo sus derechos laborales y de educación.

Cierran carretera federal 200

En Marquelia, maestros de preparatorias populares de comunidades de la Costa Chica bloquearon por una hora la carretera federal 200, a la altura del puente de Marquelia, exigiendo que se entable una mesa de diálogo con el gobernador y se cumpla con sus demandas que vienen arrastrando desde 2012, dijo Pablo Morales Ramírez y Simón Ramos Aburto, quienes junto con decenas de sus compañeros se postraron en la carretera alrededor de las 11 del día de este jueves.

Pablo Morales, en entrevista dijo que las demandas son añejas y los padres de familia ya se han cansado de cooperar para la educación de sus hijos, toda vez que no hay una ley que reconozca los planteles de esta modalidad y en consecuencia se les asigne un techo financiero, por lo que es necesario que el Ejecutivo estatal mande una iniciativa de ley o dictamen al Congreso local para que se les reconozca y se les asigne el presupuesto correspondiente, manifestó.

Expuso que por ser demandas muy sentidas por ellos y por los padres de familia, estos se encuentran también apoyándolos en su lucha, asimismo, agregó que dentro del pliego petitorio piden que el gobierno del estado deje sin efecto las denuncias penales que se les fincó a sus dirigentes, luego de la toma de la autopista del Sol hace unos días en el punto conocido como Parador del Marqués en Chilpancingo, donde detuvieron a dos de sus compañeros, que luego fueron liberados, pues no son delincuentes y que su lucha es justa.

Simón Ramos Aburto agregó que son 105 preparatorias populares en el estado que necesitan su reconocimiento oficial para seguir funcionando, y puntualizó que desbloquearon luego que sus dirigentes, que estaban en Chilpancingo, fueron recibidos por funcionarios y agendaron que el día martes se tratará el tema, con el compromiso de que se oficializarán las escuelas.

Los maestros enfatizaron que si el día martes no se resuelve en su totalidad las demandas que tienen volverán a accionar para presionar al gobierno, “estamos pidiendo el reconocimiento oficial, que le gobernador mande el dictamen al Congreso del estado y así no salgamos más a las calles; si no nos resuelven seguiremos paralizando el estado hasta que el gobierno  nos reconozca”, precisó Pablo Morales.

Publicado en Sociedad y Justicia

Es una zona donde hay escuelas y negocios de comida; es foco de infección, dicen

Les pide la paramunicipal evidencia para poder atender el problema en la colonia Los Sauces


Chilpancingo, 13 de febrero. Vecinos de la colonia Los Sauces, en Chilpancingo, bloquearon la avenida Juan N. Álvarez para denunciar una fuga de aguas negras, la cual está perjudicando a los negocios cercanos, algunos de comida, y es un foco de infección por el mal olor que despide.

Cabe señalar que los vecinos de este asentamiento humano dicen no es la primera vez que realizan un bloqueo de este tipo, dado que el año pasado en al menos 3 ocasiones bloquearon esta misma vialidad por la falta de agua potable, la cual tardaban en recibirla una vez cada 3 meses.

En esta ocasión, los inconformes señalaron que el bloqueo se debía a la desatención que tenían las autoridades municipales y de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), dado que solicitaron su ayuda desde la semana pasada, cuando comenzó a colapsar el sistema de drenaje.

Además de que, en esta ocasión, el municipio les pidió “evidencias” para proceder con su denuncia, pero fue hasta hace 3 días que el personal de la Capach fue a verificar el problema.

Pero solo “abrieron dos hoyos y así los dejaron, ahora el agua sigue saliendo de dos lugares y puede ser un foco de infección", alertó una de las vecinas.

Quieren evitar enfermedades en sus hijos y familias

Por lo que tomaron la decisión de bloquear y exigir de manera inmediata la atención de las autoridades, dado que este problema, por el mal olor que despide y las bacterias que contiene, los comerciantes de la zona comenzaban a quejarse y los padres de familia quieren evitar alguna enfermedad en sus hijos y familias, dado que es una zona muy transitada a la hora de entrada y salida de escuelas, así como de oficinas.

 

Publicado en Sociedad y Justicia

El consejero de la Canaco-Servytur Acapulco, Roberto Jacinto de la Cruz, dijo que se espera que este Día del Amor y la Amistad repunten en un 80 por ciento las ventas en algunos comercios del puerto.

En breve entrevista, comentó que los negocios más beneficiados en esta celebración son las pastelerías, tiendas de regalos, joyerías, vinaterías, restaurantes y bares.

Añadió que los comerciantes se preparan cada 14 de febrero para atender de la mejor manera a las personas que busquen algún obsequio para sus parejas o seres queridos.

Enfatizó que en fechas como estas los empresarios y comerciantes esperan recuperarse económicamente de los días en los que hay bajas ventas.

“Normalmente las ventas en esta celebración aumentan en un 80 por ciento, sobre todo en los bares, restaurantes, vinaterías, joyerías y algunos otros negocios; esperemos tener buenos resultados también este año”.

Jacinto de la Cruz agregó que esperaba que las autoridades otorguen buena vigilancia policiaca en todo el municipio, para garantizar la seguridad de las personas que acuden a comprar regalos y de los propios comerciantes.

Publicado en Sociedad y Justicia

Reclaman a la CEAV por incumplir con el acuerdo de reparación del daño

Recuerdan sobrevivientes la represión que sufrieron en El Quemado, Atoyac, a manos del Ejército


Atoyac, 13 de febrero. En septiembre de 1972, Saúl Martínez Palacios presenció cuando los soldados se llevaron a su padre. Después lo pasearon por el centro del pueblo de El Quemado atado de manos y con la cabeza cubierta, “como si se tratara de un criminal”. Esa imagen cambió su vida para siempre. Aunque estudió hasta terminar la Preparatoria, su paso por las escuelas estuvo siempre acompañado de miedo y zozobra, sobre todo cuando veía cerca a algún militar.

Su historia es similar a la que vivieron decenas de niños de esa comunidad, los cuales hoy, 48 años después, siguen en espera de que el gobierno federal los ayude a reparar los daños que la represión militar ocasionó en el municipio de Atoyac, en los primeros años de la década de 1970, y la cual, hasta hoy, no llega.

Hace un año, los representantes de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) acordaron con los habitantes de El Quemado entregar la ayuda a las familias de las víctimas de la llamada guerra sucia, compromiso que hasta hoy, según los agraviados, han incumplido los funcionarios federales.

Saúl Martínez continúa su narración: “Éramos niños de entre 7 y 10 años, cuando los militares comenzaron a detener a nuestros padres y abuelos acusándolos de ser parte de la guerrilla de Lucio Cabañas Barrientos. Al que detenían lo paseaban por el centro del pueblo, esposado con las manos atrás y con la cabeza cubierta, como si fueran criminales peligrosos. A varios no se les volvió a ver porque se los llevaron a México, y otros los liberaron cuando comprobaron quiénes eran, no sin antes darles su madriza”.

Norberto Morales Lozano cursaba el tercero de primaria cuando el Ejército detuvo a su papá, y aunque fue liberado después, para su familia las cosas ya no fueron igual. El hoy hombre de 57 años asegura que desde aquellos hechos su padre vivió con miedo, incluso, de salir a la calle, para no ser detenido de nueva cuenta. Eso obligó a él y a varios de sus hermanos a trabajar para ayudar a su madre económicamente.

No obstante que concluyó la licenciatura en Turismo, Norberto afirma que su confianza hacia las instituciones del gobierno se vino abajo después de lo que vivió en su pueblo natal. “Es una situación con la que creces después de haber presenciado lo que paso en El Quemado con nuestros padres, abuelos y familiares. La gente de la localidad es buena y trabajadora pero en aquellos años el gobierno se ensañó con ella, la represión fue muy dura”, asentó.

Por su parte, Epigmenio Flores Castañón recordó que a él los castrenses lo detuvieron y golpearon fuertemente cuando regresaba del campo por calzar unas botas parecidas a las militares, las cuales usaba, dijo, porque en el campo hay hierbas que te dañan los pies, “pero eso no le importó a los uniformados, porque me esposaron y me dieron con la culata de sus armas varios golpes en la espalda, la cual me duele hasta hoy”, agregó.

A pesar de la represión que sufrieron los pobladores de El Quemado a manos del Ejército en aquellos años, el sobreviviente que actualmente tiene 67 años dice no tener rencor hacia los soldados, pues asevera que sólo obedecieron órdenes del entonces presidente Luis Echeverría que formaba parte de un sistema que dominó el país por varias décadas.

Los tres hombres coincidieron en que en las familias de El Quemado hay molestia, inconformidad y coraje, porque el gobierno federal los lleva con engaños desde hace varios años porque sólo les promete que la ayuda llegará sin que eso pase.

En ese sentido, manifestaron tener confianza en que el actual gobierno federal y el presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla con lo que prometió en campaña de ayudar a quienes fueron víctimas de los crímenes ocurridos en el pasado, “y esperamos que no nos desilusione porque confiamos en él aunque hasta hoy no hay nada claro”, asentó Flores Castañón.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Septiembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30