La Jornada Guerrero - Martes, 10 Marzo 2020
Miércoles, 11 Marzo 2020 01:21

La alerta, un fiasco

Sobrada razón tiene la abogada de Tlachinollan Neil Arias cuando denuncia que la alerta de género, que incluye nueve municipios de Guerrero, ha quedado en palabras.

La declaratoria de alerta de género constituyó una de las medidas apagafuego del gobierno para amortiguar las enérgicas exigencias de organizaciones femeniles de combatir la violencia contra las mujeres.

El estridente anuncio de la puesta en vigor en junio de 2017 calmó de momento los ánimos, que luego resurgieron al percatarse de que carecía de efectividad y que seguían violando, levantando y asesinando a las féminas.

Arias reclama que, a casi tres años de ponerse en práctica la medida, “no se nota un mejoramiento en la atención y respuesta de las autoridades hacia las víctimas de violencia”, a pesar de que en 2019 la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres destinó 201 millones de pesos para los municipios que cuentan con alerta de genero en todo el país.

“No hemos visto en ninguno de los nueve municipios acción alguna por parte del gobierno de Guerrero”, arremete la activista.

Invitada por el gobierno del estado para recibir un reconocimiento a las mujeres defensoras de derechos humanos en la entidad, la abogada reprochó que a ninguna de las asistentes se le permitió ocupar el micrófono para dirigir palabras y denunciar todas las irregularidades que existen en torno a la alerta de género.

Para los escépticos que intentan por todas las vías justificar su incapacidad para detener los feminicidios buscando excusas al no ofrecer resultados, habrá quedado claro el sentir de las mujeres, su coraje, su miedo, su exigencia de seguridad y justicia, durante sus marchas de este domingo. El gobierno optó por tomarlas como un festejo –incluso las felicitó– en vez de considerarlas un reclamo a su ineficiencia e insensibilidad.

Lo que las indigna no es sólo la inoperancia de la alerta de género con todas las consecuencias que conlleva, sino también la impunidad.

Hay alarde oficial de que se han reducido los asesinatos dolosos y con ello los feminicidios, pero se cuidan de divulgar que no hay justicia para las mujeres muertas.

Mucho es lo que la autoridad adeuda al sector femenil, sobre todo la garantía de que la mujer puede salir de su casa con la certeza de que regresará sana y salva. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Julio 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31