La Jornada Guerrero - Miércoles, 09 Septiembre 2020

Ni siquiera se ha establecido una mesa de trabajo para analizar nuestra situación, señalan

Anuncian movilizaciones para exigir las mismas prestaciones otorgadas a agremiados al Suspeg


Chilpancingo, 9 de septiembre. Ante el caso omiso de las autoridades, trabajadores supernumerarios del gobierno del estado, anunciaron movilizaciones en los próximos días para exigir tener un trato digno e igualitario al que están recibiendo los trabajadores agremiados al Suspeg, para quienes ya se anunció un incremento salarial de 11 por ciento directo al salario y 7 por ciento a prestaciones, mientras que para ellos ni siquiera se ha establecido una mesa de trabajo en la que se analice su situación.

Los trabajadores manifestaron su molestia al no ser atendidos por alguna autoridad del Gobierno estatal, a pesar de que el día de hoy acudieron a Palacio de Gobierno para solicitar una audiencia con el titular del Ejecutivo estatal.

En conferencia de prensa realizada en el teatro hundido de la Alameda Granados Maldonado, Luis Alberto Millán Arrieta, trabajador supernumerario de la Secretaría de Seguridad Pública, reprobó el caso omiso por parte del Gobierno estatal a su petición de la homologación de salarios para los trabajadores.

Reveló que debido a la poca importancia que le han dado a sus peticiones, el día de mañana jueves comenzarán a realizar algunas acciones como la toma de oficinas, cerrar edificios públicos y plantarse en Casa Guerrero, para que de esa manera el gobernador pueda atenderlos.

De acuerdo a las versiones de la líder de los trabajadores supernumerarios, Lucía González, de supuestas agresiones en su contra, Millán Arrieta comentó, “Si el pedir ante los medios que se retire y que no la queremos como líder, si eso es agresión, pues entonces eso va a continuar”.

Desmintió que exista una audiencia la próxima semana con el gobernador del Estado tal y como lo dio a conocer a través de un comunicado la líder de los supernumerarios, Lucía González.

Finalmente, Millán Arrieta explicó que han tenido un buen acercamiento con los trabajadores de Acapulco, Zihuatanejo y la Zona Norte para acordar las acciones que implementarán el día de mañana para exigir el incremento salarial.

Publicado en Sociedad y Justicia

Compramos medicamentos que no sabemos si se los aplican a nuestros enfermos, dicen

No hay ni siquiera paracetamol, papel de baño o toallas húmedas, se quejan familiares de enfermos


Familias de colonias y poblados alejados de Acapulco, viven un viacrucis cuando por necesidad, deben internar a un familiar en el Hospital General de este destino de playa, ubicado en El Quemado, en la zona rural del municipio, en cuyo exterior sobresalen puestos semifijos de venta de medicamentos, muchos con etiquetas alteradas, a precios elevados, además de pañales, gasas, vendas, jeringas, alcohol.

Bajo toldos y lonas que los protegen del sol y la humedad, la noche y la lluvia, parientes deben reunir dinero para comprar medicinas, pues el hospital, que depende de la Secretaría de Salud estatal, carece hasta de paracetamol, papel de baño, toallas húmedas, y lo más elemental para tratar a un paciente.

“Ayer me pidieron botellas de agua para bañar a mi mamá, toallas, jabón, esponjas, ya compramos ácido ascórbico porque no tienen, llegué con 20 mil pesos y me quedan 2 mil”, explicó Marlen Ascencio Damián, quien mencionó que “no importa, para eso me fui a trabajar al norte”.

Entre lágrimas, Marlen relató que viajó desde Texas para ver a su madre, a la que no ha podido ver, quien fue ingresada por un cuadro de anemia hace siete días, y ahora le informaron que padece Covid.

“Tuvimos que pagar para que los enfermeros nos dieran información”, reprochó una de sus hermanas, quien junto a su familia, originaria de la comunidad de Piedra Imán, espera noticias de su madre.

A unos metros, bajo una lona, Yalitza Ramírez Montalvo, de la colonia Jardín, explicó que optó por contratar a una enfermera particular para cuidar a sus padres, quienes ingresaron el lunes pasado al hospital del Quemado por tener problemas respiratorios.

Dos días antes, los médicos les hicieron gastar 2 mil pesos en medicina, que finalmente su papá no tomó debido a un diagnóstico equivocado. Ahora espera noticias, pues piensan que sus papás pueden tener Covid, mientras, muestra las recetas oficiales, con la leyenda “surtir en farmacia”, pero que invariablemente debe comprar en otra parte. En las afueras del hospital de El Quemado sobresalen lonas, sombrillas, una señalética es improvisada como sillón, sobre el césped. Así como vendedores que sobre mesas, con hieleras, ofrecen refrescos, insulina, comida chatarra.  Familiares de pacientes relatan que compran medicamentos de 300, 385, 750, mil 500 pesos, que además no saben si se los aplican a sus familiares, pues apenas y tienen información de su estado de salud.

Publicado en Sociedad y Justicia

Se busca detener el aumento de contagios por Covid-19, indica


Ante al aumento de contagios por Covid-19 en Acapulco, se reforzarán los operativos de supervisión en los bares y centros nocturnos del puerto, anunció el secretario de Turismo municipal, José Luis Basilio Talavera.

Informó que van 40 negocios clausurados por no respetar las medidas sanitarias y advirtió que se clausurarán los bares que no respeten los protocolos de reapertura como operar al 50 por ciento de su capacidad y solamente en zonas al aire libre.

Ante el llamado que hizo el secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, de evitar aglomeraciones en bares porque se ha registrado un repunte de contagios en Acapulco, el funcionario comentó que la instrucción es intensificar los operativos en esos establecimientos.

Entrevistado tras anunciar el Torneo de Pesca Libre Pie de la Cuesta 2020, advirtió que si continúan las aglomeraciones de personas en bares y discotecas, el estado podría regresar al color naranja del semáforo epidemiológico y con ello volver a restringir ciertas actividades no esenciales.

“Precisamente la indicación de la alcaldesa es de intensificar estos operativos, estas supervisiones a los bares porque hay que tomar en cuenta que lo único que se autorizó fueron centros nocturnos, salones de eventos abiertos con 50 por ciento de su capacidad, y algunos negocios no están respetando esas disposiciones sanitarias y por esa razón hasta la fecha hay más de 40 negocios ya clausurados y van a continuar haciéndolo, porque si no se cumple esta regla tenemos un alto riesgo de regresar al color naranja”.

Basilio Talavera recalcó que lo que se pretende con estos operativos es frenar el asenso de contagios que se está registrando en el municipio.

“Aquí lo que se pretende con intensificar estos operativos es precisamente para que respeten las reglas y con ello mitigar ese índice o asenso de contagios que se está dando. Íbamos muy bien, queremos sostener el amarillo y la aspiración es llegar a la fase verde donde podamos recibir más turismo y aperturar más negocios”, enfatizó.

En cuanto a los hoteles y restaurantes, el funcionario afirmó que estos negocios sí están respetando el aforo del 60 por ciento de su capacidad.

Aseveró que el mayor riesgo de contagio por Covid-19 está en los mercados, plazas públicas, transporte público y ahora en los bares.

Publicado en Turismo y Economía

Comerciantes y compradores apenas llevan a cabo las medidas sanitarias adecuadas

Aun no estamos fuera del tema de la pandemia, el contagio se esté volviendo a levantar, dice Astudillo


Alrededor de 100 puestos de mercancía diversa fueron instalados el miércoles por la mañana, en el estacionamiento de la tienda Soriana, en la colonia Zapata, donde comerciantes y compradores apenas tomaron las medidas de la sana distancia.

Contener la actividad comercial en este sitio fue prácticamente imposible al transitar del semáforo sanitario naranja, al amarillo.

Mujeres jóvenes y adultas principalmente, buscaban ropa entre los diversos puestos instalados sobre la explanada, muchas de ellas sin cubrebocas. Mucho menos se aplica gel antibacterial.

En el tianguis también se pueden encontrar juguetes, comida, tacos, caldos, ropa para niños, mochilas, accesorios para el cabello, y hasta medicinas y suplementos alimenticios.

Mientras comerciantes se acurrucan bajo arbustos para evitar el sol.

En este sitio, donde las medidas implementadas por el gobierno estatal y la Secretaría de Salud parecen no llegar, también se ofrecen medicamentos para el dolor, como Diclofenaco y Naproxeno. Además de ungüentos.

Atrás quedaron los operativos encabezados en este lugar por Protección Civil municipal para evitar la concentración de personas, pues ahora decenas convergen entre puestos y lonas tendidas sobre el piso, en una actividad constante y permanente entre las 9 y las 12 de la mañana.

Los puestos de comida son los más concurridos, y en algunos casos, grupos de mujeres buscan en menos de dos metros cuadrados, la mejor prenda para llevar.

Casi al mismo tiempo, en la conferencia de prensa diaria para dar a conocer la actualización del Covid-19 en el estado de Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo insistió que “aun no estamos fuera del tema de la pandemia, por lo que resulta preocupante y ocupante el hecho de que el contagio se esté volviendo a levantar”.

El Ejecutivo estatal se refirió de manera particular a los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo y Ometepec, donde en los últimos días han aumentado las cifras de contagios de Covid.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Noviembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30