La Jornada Guerrero - Martes, 08 Septiembre 2020
Miércoles, 09 Septiembre 2020 02:34

Trabajadores indefensos

El titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social del estado, Óscar Rangel Miravete, debió haber hecho pública ya una explicación convincente de la razón por la cual, estando ya Guerrero en amarillo en el semáforo epidemiológico, a la clase trabajadora se le mantiene aún en ayunas en materia de justicia laboral.

El gobierno del estado debería escuchar, atender, analizar y ofrecer una respuesta a las demandas de los abogados laborales, que consideran que, si bien se han reanudado algunas actividades en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, “no son las más importantes”.

Profesionistas en la materia se manifestaron ayer en Acapulco. Exigieron al gobierno estatal que reanude las actividades esenciales.

Afirman que entre 4 y 5 mil trabajadores han sido despedidos durante el periodo de la pandemia, desde mediados de marzo pasado, cuando empezaron las medidas sanitarias.

Acusan que los despedidos están indefensos, pues no tienen adónde acudir a presentar su demanda.

Los abogados porteños no son los únicos inconformes.

El 18 de agosto, un grupo colegiado de la capital del estado acusó que más de 27 mil asuntos están parados en el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del estado y las juntas locales, porque desde hace cinco meses no han desarrollado actividades.

El dirigente Carlos Marx Barbosa Guzmán dijo que el 16 de julio reanudaron servicio juzgados como el de lo civil y lo familiar, y el 3 de agosto, algunos tribunales, como el de justicia administrativa federal de Acapulco, pero no las juntas, ni el tribunal.

Para Barbosa Guzmán es incongruente que se deniegue el acceso a la justicia laboral en tanto actividades no esenciales ya están permitidas en 40 por ciento en sitios como albercas, parques, cines, zoológico, unidades deportivas.

El silencio fue la respuesta del gobierno estatal al reclamo de los abogados capitalinos; es de esperarse que en el caso de los acapulqueños que salieron a la calle ayer a expresar su inquietud, no sea la misma.

No puede ser que mientras los patrones toman medidas en perjuicio de los trabajadores, los afectados no puedan recurrir a la justicia, que si de por sí cojea cuando los tribunales trabajan normalmente, peor sucede ahora que medio operan. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31