Imprimir esta página

García Harfuch en el caso Ayotzinapa

Escrito por  Jun 30, 2020

En medio del alud informativo en torno a la pandemia del Covid-19, se filtra por una hendidura un señalamiento del abogado Vidulfo Rosales Sierra: el nombre de Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC), emboscado este viernes, aparece en una lista de contactos hallada a Sidronio Casarrubias, ubicado como líder del grupo delincuencial Guerreros Unidos, al que se involucra en el secuestro y desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa.

Rosales Sierra, abogado de los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, se pregunta: ¿qué tenía qué hacer el nombre de García Garfuch en la agenda de Casarrubias junto al de jefes de grupos delincuenciales y otros funcionarios?

En información reportada por nuestro corresponsal, el abogado habla de que el nombre del jefe policiaco aparece en una libreta de “contactos de confianza”, aunque no explica en qué fundamente su afirmación de que eran de confianza, ni en qué se basa para asegurar que los nombres que figuraban eran de otros jefes de grupos delictivos.

El hecho es que ahí estaba el nombre de García Harfuch, y en ello se afianza para reiterar su exigencia de que se investigue su inclusión en el listado.

Pero no sólo la aparición del nombre en la libreta da sentido a la demanda del jurisconsulto, hay otros antecedentes, como el que García Harfuch estuvo destacamentado en Iguala mucho tiempo como jefe de la Policía Federal, aunque cuando ocurrió la desaparición de los normalistas, “me parece que ya había sido cambiado a Tierra Caliente”.

El punto de la libreta, a juicio de Rosales Sierra, ha sido minimizado en las investigaciones del caso; en consecuencia, reclama que se le preste más atención.

Respecto al asunto Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró a principios de junio que la desaparición de los 43 normalistas es un asunto de Estado y que se esperan pronto los resultados.

Aunque la reinstalación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) les inspira confianza, los padres de los desaparecidos no se muestran muy optimistas al considerar que las investigaciones avanzan muy lentas.

La Federación “está abierta sin límites” para abrir las indagatorias, sostiene el jefe del Ejecutivo federal; no obstante, los resultados se postergan, situación que genera suspicacia entre los padres, a quienes sólo la pandemia ha logrado frenar en sus manifestaciones públicas de protesta, con la advertencia de estar dispuestos a reanudarlas en cuanto haya las condiciones sanitarias propicias. n