En el filo de la navaja

Escrito por  Oct 27, 2020

Al transitar sobre el filo de la navaja, Guerrero se mantendrá en el semáforo naranja durante las próximas dos semanas, pero no se aleja del nivel de riesgo.

Hasta el 8 de noviembre, el estado permanecerá en semáforo naranja, sin distanciarse hasta ayer del rojo.

En consecuencia, el gobernador Héctor Astudillo Flores, al igual que el secretario de Salud, Carlos de la Peña, se muestran insistentes en llamar a todos los sectores a respetar las recomendaciones sanitarias, mismas que han reforzado en un intento de frenar el Covid-19.

En la evaluación hecha por el gobierno federal para definir la semaforización para el lapso del 26 de octubre al 8 de noviembre, una entidad pasó de naranja a rojo: Chihuahua; cinco subieron de amarillo a naranja: Baja California, Baja California Sur, Michoacán, Quintana Roo y San Luis Potosí; dos bajaron de naranja a amarillo: Oaxaca y Sinaloa; y 24 mantuvieron su nivel de riesgo: Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Durango, estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Por otra parte, causa cierto alivio el hecho de que Guerrero no figure entre los 10 estados manejados por la Secretaría de Salud como los de más altos porcentajes de exceso de mortalidad. Ellos son: Baja California, Campeche, Ciudad de México, estado de México, Morelos, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Sonora y Tlaxcala.

No obstante, la situación no es para batir palmas, sino para intensificar los cuidados mediante la aplicación de las medidas sanitarias, sobre todo el uso de cubreboca, la sana distancia y la aplicación constante de gel antibacterial.

La recomendación oficial en este sentido adquiere tono de gravedad al tomar en cuenta que viene ya la temporada invernal.

“Nosotros estamos en una circunstancia compleja por la avalancha turística que se viene en las próximas vacaciones y en diciembre”, alertó ayer el primer mandatario de la entidad.

Astudillo Flores pone énfasis en los municipios de Acapulco, Zihuatanejo, Chilpancingo, Taxco, Tixtla, Atoyac, Tecpan, Coyuca de Catalán e Iguala.

Dijo que se les dará atención especial para la aplicación de los protocolos sanitarios.

El mensaje es claro: son las demarcaciones con más contagios.

Los presagios de algunos sectores, como el turístico, respecto a un probable retorno al semáforo rojo, rayan en lo catastrófico, con repercusiones para toda la población.

Las luces rojas siguen encendidas. n