Florentino Cruz Ramírez, Pablo Gómez, Carlos Sotelo y Eloy Cisneros en la primera línea en el encuentro ciudadano. Al fondo, el secretario general de Morena en el estado, Marcial Rodríguez. Florentino Cruz Ramírez, Pablo Gómez, Carlos Sotelo y Eloy Cisneros en la primera línea en el encuentro ciudadano. Al fondo, el secretario general de Morena en el estado, Marcial Rodríguez. Foto: Rubén Vázquez Santiago

Llaman a lopezobradoristas a ganar también el Congreso

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Sep 25, 2017

Organiza el Frente Progresista Guerrerense encuentro de simpatizantes de AMLO

Con López Obrador, el estado podría ser gobernado desde el gobierno federal, dice Pablo Gómez

La victoria electoral del líder del Movimiento Regeneración Nacional sería insuficiente, previenen


El ex dirigente nacional del PRD Pablo Gómez afirmó que al llegar Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República en 2018 mejorarían las condiciones de los guerrerenses y se podría gobernar el estado “desde el gobierno federal”.

En entrevista, el ex activista del movimiento estudiantil de 1968 y ahora impulsor de la candidatura lopezobradorista, dijo que Guerrero está “muy mal”, pero consideró que eso cambiaría el próximo año.

“Yo se los dije: Astudillo no era la persona, pero vamos a cambiar”, pronosticó en una rápida y breve entrevista cuando se retiraba al concluir un encuentro ciudadano organizado por el Frente Progresista Guerrerense para apoyar la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

–¿Cree que un triunfo de López Obrador podría generar en Guerrero....?

–Sí –interrumpe la pregunta–, mejores condiciones; gobernar desde el gobierno federal, no estaría mala la idea. Estaríamos mejor que la situación de ahora.

Pablo Gómez vino a Acapulco acompañado del actual integrante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) perredista Carlos Sotelo al foro del Frente Progresista de Guerrero, en el que este último hizo un llamado a los dirigentes de Morena a no despreciar a los perredistas de base que quieren apoyar a López Obrador, sino lo contrario, invitarlos.

Para el cambio, coincidieron varios de los participantes, es importante que López Obrador gane la Presidencia, pero no es suficiente, porque se necesita articular a la sociedad, cuidar las casillas y defender el triunfo.

El encuentro comenzó con la participación de la activista de Morena María de los Ángeles Santiago Dionisio. En su alocución, Pablo Gómez hizo un llamado a los ciudadanos a “formar parte del cambio” porque de todas maneras, dijo, en Guerrero la gente siempre ha sido parte del cambio. “Demos la lucha y obtengamos el triunfo”, clamó.

Entre los asistentes estaban Eloy Cisneros Guillén; Roberto Ortega, del PT; Marcial Rodríguez Saldaña, secretario general de Morena; Florentino Cruz Ramírez, ex rector de la Uagro y militante de Movimiento Ciudadano; Víctor Jorrín, ex diputado federal y militante de MC; de Morena no estuvieron ni el dirigente estatal Pablo Sandoval, ni el enlace nacional, César Núñez Ramos, pero ambos se disculparon alegando otras actividades de agenda.

Carlos Sotelo hizo un recuento de la formación del PRD y concluyó que hoy el país está peor que hace 30 años, pero las condiciones son mejores para la lucha. Dijo que en el partido del sol azteca, a pesar de la claudicación de las cúpulas ante la derecha, todavía hay una reserva de gente “que piensa como Morena” y quiere hacer que gane López Obrador, por lo que instó a los morenistas a respetar y apoyar a quienes quieren seguir en ese partido, pero apoyar al tabasqueño.

“Hemos decidido no abandonar las filas del PRD, sino reforzar nuestro trabajo en todo el país para que se organicen comités de apoyo a López Obrador”, y destacó que la manera de apoyar a López Obrador para los perredistas será “votar por Morena”.

Llamó a garantizar que en Guerrero –el estado más perredista del país– la mayor votación sea para López Obrador, y recordó que en la entidad hay muchos perredistas; “están cerca de dar el paso (de apoyar al candidato de Morena), y en lugar de repelerlos, hay que acercarlos”.

Uno de los participantes fue el empresario Víctor Jorrín, quien lo hizo en virtud de haber prestado el salón La Cartuja para el encuentro. El también ex diputado federal dijo que estaría dispuesto a aportar más recursos, pero llamó a recordar que no sólo López Obrador debe ganar, sino también los diputados, para que el Congreso esté en la misma línea.

Cruz Ramírez, por su parte, también llamó a eliminar en Guerrero el grito de “muera el PRD” y en cambio llamó a los de Morena a invitar a los perredistas de base, y verán cómo “la gente estará aquí”.

Rodríguez Saldaña, en representación de Morena, asumió el reto de “hacer la más amplia alianza con ciudadanos y ciudadanas demócratas de izquierda”. Rafael Aréstegui Ruiz, académico de la Uagro, puso en la mesa la frase “ahora o nunca”, para indicar que la oportunidad histórica es irrepetible y “no hay que perderla”.

Otros asistentes fueron el ex alcalde Alberto López Rosas; el dirigente del Suspeg sección 14, Robespierre Moreno Benicio, y el coordinador del Centro de Formación Política Juan R. Escudero, Benjamín Sandoval Melo.

Apolinar Segueda Dorantes hizo un llamado al dirigente estatal de MC, Luis Walton Aburto, y al empresario Pioquinto Damián Huato para que de una vez se definan en el apoyo que han dicho tener para López Obrador.

 

Crítica con perspectiva de género

La última participación en el encuentro había terminado.

Entonces Anabel Citlalli Larrea, dirigente de un colectivo de mujeres, jóvenes para más, abrió el fuego: reclamó a los participantes que ni una mujer hubiera tomado la palabra –llegó tarde y no vio cuando María de los Ángeles Santiago Dionisio abrió las participaciones– ni tampoco lo hubiera hecho ningún joven.

Les reprochó que reivindiquen la Universidad-Pueblo, y que mientras apoyan al rector de la Uagro ninguno haya ido a visitar al profesor en huelga de hambre en apoyo a los aspirantes rechazados.