Busca colectivo formar un frente para combatir las causas de la inseguridad Foto: Especial

Busca colectivo formar un frente para combatir las causas de la inseguridad

Escrito por  Patricia Rumbo Ago 27, 2019

Plantea red Ciudadanía por la Paz construir una cultura de no violencia

Acapulco no alcanza el parámetro de paz mínima a pesar de los presupuestos asignados, señala


La red Ciudadanía por la Paz planteó en su primer conversatorio para construir una cultura de no violencia dejar los esfuerzos aislados y formar un frente que sane los lazos comunitarios para ir al origen de las causas en el combate a la inseguridad.

En la reunión convocada este lunes por diferentes organizaciones para compartir las visiones del tema de construcción de paz, en las instalaciones de la Facultad de Medicina de la Uagro, los participantes consideraron los orígenes de los conflictos, sus dinámicas y resolución a partir de la actuación integral de todos los sectores.

La directora de Observatorio de Violencia Contra las Mujeres en el estado, Rosa Icela Ojeda Rivera, aportó que la sociedad tiene que llamar la atención de las autoridades que son quienes deben dar respuesta a los problemas, y al mismo tiempo cumplir con su parte de responsabilidad social, “los espacios institucionales de interlocución son determinantes, es prioritario considerar la libertad, seguridad y democracia también”.

La científica y activista consideró que las redes sociales están siendo una forma práctica de comunicación y protección entre vecinos y conocidos ante la ausencia de políticas estatales que garanticen la seguridad a la población.

Indicó que, en la construcción de la paz, la mayoría de las personas que participan son mayores de 40 años, mientras las generaciones más jóvenes se mantienen ausentes, “es porque estamos preocupados por la vida y el patrimonio, pero los jóvenes piensan en su futuro y felicidad, tienen que ser incorporados a estos procesos”.

Informó que, dentro de los índices de paz, Acapulco no alcanza el parámetro de paz mínima a pesar de los presupuestos internacionales o locales asignados para combatir la violencia, y de los esfuerzos de la sociedad civil y las organizaciones a quienes no les sobran los recursos.

Jeaneth Galeana, integrante del colectivo de Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, calificó que la participación de la ciudadanía es mala, “hay apatía en la gente, el tema de la violencia y las desapariciones es tabú, porque se niegan a pensar que pueden ser víctimas de homicidios o feminicidios, y prefieren decir que no se meten porque no lo están viviendo”, pero que el incentivo de lograr la tranquilidad debe motivar a los habitantes a integrarse.

Señaló que las redes sociales prueban que lo que comparten los usuarios es más violencia que solidaridad.

El investigador Gabino Solano Ramírez dijo que revalorar lo público es trascendente para conseguir este objetivo, porque “el interés individual pasa por encima del colectivo en este tiempo”.

Describió que en la ciudad hay ausencia de espacios de convivencia pacífica y que los pocos que existen son deprimentes.

Señaló que en 2016 bajo la convivencia solidaria en áreas públicas porque el puerto está desordenado, y no tiene infraestructura de pacificación en las colonias.