Cerrará la planta refinadora de aceite de coco ubicada en Iguala, anuncia director Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Cerrará la planta refinadora de aceite de coco ubicada en Iguala, anuncia director

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Mar 10, 2020

Se busca la rehabilitación de la aceitera de San Jerónimo, indica Leonel Lorenzana

Es parte del programa de rediseño a Agroindustrias del Sur que el gobierno del estado aprobó, informa


San Jerónimo, 9 de marzo. El director de Agroindustrias del Sur, Leonel Lorenzana Rivera, informó que cerrará la planta refinadora de aceite de coco ubicada en Iguala, como parte del programa de rediseño que el gobierno del estado aprobó, el cual tiene como eje la rehabilitación de la aceitera de San Jerónimo, cuyos trabajadores protestaron la semana pasada, por carecer de condiciones favorables para trabajar y que las máquinas de la empresa son obsoletas.

Abundó que fueron cubiertos los salarios pendientes a los empleados, así como la totalidad de sus aguinaldos, pero asentó que aquellos que quieran ser liquidados, “las puertas están abiertas si desean dejar sus empleos”.

En conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado por los trabajadores de la planta, contó que el rediseño de las empresas que forman parte de Agroindustrias del Sur, contempla el cierre de la industria en Iguala, ya que actualmente el problema principal que afecta a esa dependencia estatal es la falta de copra para producir aceite de coco, y si se carece de ese producto, dijo, es injustificada la existencia del lugar donde se refinaba el aceite.

Indicó que permanecerán abiertas las platas en San Jerónimo y en Acapulco, donde se procesa limón, a las cuales, agregó, el gobierno del estado inyectará modestos recursos económicos para rehabilitarlas, y añadió que está garantizado el empleo para los que ahí trabajan, así como equipo de seguridad y servicio médico.

Sobre la falta de copra, que es la que originó la crisis por la que atraviesa la empresa de San Jerónimo, dijo que buscará comprar a los productores de Costa Chica y “a los que se puedan en Costa Grande”, con el fin de que se restablezca la producción de aceite en la empresa, pues apuntó que una vez que comience la elaboración de ese producto se restablecerá la actividad económica que sustente el pago de los trabajadores y a la vez el pago de más copra a los cococultores.

Afirmó que Agroindustrias del Sur no desaparece porque actúa como mediadora para mantener estable el precio del kilo de copra en relación con los empresarios independientes, para que éste no se dispare sin control, por lo que aseveró que su rediseño es necesario.