Trabajadores del astillero de playa Manzanillo piden un espacio para trabajar Foto: Raúl Aguirre

Trabajadores del astillero de playa Manzanillo piden un espacio para trabajar

Escrito por  Héctor Briseño Mar 19, 2020

Piden al gobernador una audiencia para plantearle la importancia de un taller de reparación de embarcaciones


Trabajadores del astillero que operaba en playa Manzanillo reprocharon la falta de apoyo de la presidenta municipal, Adela Román Ocampo, a quien responsabilizaron por el desalojo que sufrieron nuevamente de dicha zona de playa, el pasado martes por la mañana, en el que señalaron, participaron elementos de Marina, Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y policías municipales.

En conferencia de prensa, unos 50 astilleros pidieron una mesa de trabajo con el gobernador Héctor Astudillo Flores para plantear la importancia de la construcción de un nuevo taller de reparación de embarcaciones para el puerto de Acapulco, que tiene un padrón de aproximadamente 500 lanchas, que son utilizadas principalmente para realizar paseos turísticos.

Eduardo Román Guzmán, asesor jurídico de los trabajadores de playa Manzanillo, sostuvo que “está mal gobernado Acapulco, hay otras prioridades que afectar a quienes laboraban en el astillero, está afectando a gente pobre”.

Expresó que “la sociedad acapulqueña necesita una reconciliación, garantizar el suministro de agua, informar qué hacer como acapulqueños ante la pandemia, que regale gel a la gente pobre, a los prestadores de servicios. No debemos esperar la llegada de la pandemia. Ella está encerrada en la presidencia municipal”, expresó en relación a la presidenta municipal.

Román Guzmán sostuvo que después de ser desalojados por vez primera de playa Manzanillo, hace poco más de un año, trabajadores del sitio pagaron un estudio a la empresa Ingeniería en los Sistemas de Tratamiento de Agua, cuya conclusión principal es que playa Manzanillo no puede ser utilizado como una playa pública, motivo por el cual fueron desalojados y no les permiten laborar ahí a los astilleros.

Advirtió que “se deben evitar riesgos, no podemos permitir esa arbitrariedad, emprenderemos la defensa jurídica de la playa, hay embarcaciones todavía en el lugar, las cuales no pueden retirar, como la Zeus, la cual está amparada”.

Román Guzmán enfatizó que “nos tomaron en estado de indefensión. Los trabajadores del astillero fueron violentados”, e insistió que en playa Manzanillo existe contaminación generada por mil 500 descargas de aguas residuales directamente al canal de desagüe.

Aunado a ello, durante más de 70 años han sido vertidos residuos de microfibras en la zona de playa.

El abogado recordó que los propios trabajadores del astillero ayudaron a limpiar el área cuando fue emprendido el rescate de playa Manzanillo y el Paseo del Pescador, de donde fueron retiradas 650 toneladas de basura.

Reprochó que “es evidente que los compañeros están sin trabajo, hacemos un llamado a la alcaldesa Adela Román a que no cometa errores contra la ciudadanía, se requiere un programa de contención económica, de empleo temporal, que le paguen sus herramientas a los compañeros que les arrebataron durante el desalojo, es importante construir otro taller de lanchas”.