El profesor Máximo Mojica Delgado, recluido en el penal de Tecpan desde 2008, fue objeto de revisiones médicas para comprobar su estado de salud. El profesor Máximo Mojica Delgado, recluido en el penal de Tecpan desde 2008, fue objeto de revisiones médicas para comprobar su estado de salud. Foto: Rodolfo Valadez Luviano

El activista preso Máximo Mojica sufre ataques de ansiedad, no embolia: Coddehum

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Dic 19, 2017

Lo atienden médicos del penal de Tecpan; su mal es sicológico, no físico, dice coordinador

Rechaza que la atención se diera por presiones de organizaciones sociales que denunciaron el caso


Tecpan, 18 de diciembre. El coordinador regional de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en el estado (Coddehum), Oscar Cuevas Ramírez, informó que el profesor Máximo Mojica Delgado, recluido en el penal de Tecpan desde 2008, sufre de ataques de ansiedad y no de embolia, como se dijo inicialmente, de acuerdo a las revisiones médicas que los doctores de la cárcel efectuaron.

Indicó que el mal que aqueja al recluso es más bien sicológico, por ataques de ansiedad, que físico, refiriéndose al ataque de embolia que supuestamente sufrió Mojica Delgado dentro de la cárcel; y asentó que él mismo fue el que declaró tener ese malestar y no embolia como se dijo en un principio.

Aseguró que el miembro de la organización Tierra y Libertad ha sido atendido médicamente desde que reportó su primer molestia, por el personal que trabaja dentro del penal, y rechazó que dicha atención se deba a las presiones que ejercieron las organizaciones sociales que denunciaron el estado físico de Mojica Delgado.

Asimismo, abundó que como coordinador regional, personalmente ha supervisado y constatado la atención médica que los reclusos reciben en los penales de Tecpan, La Unión y Zihuatanejo, y también negó que haya sido la presión de la Coddehum la que orientó la atención médica a Máximo Mojica.

En entrevista, contó que fue una llamada telefónica, supuestamente de un hermano de Máximo Mojica, la que alertó a la Coddehum del estado físico del activista y la que apuró la intervención y atención de los miembros de la Comisión en la región.

Manifestó que un día antes de que se reportara el mal estado físico de Máximo Mojica, él, junto con los trabajadores de la delegación regional, visitaron el penal de Tecpan para constatar el funcionamiento del servicio médico al interior del inmueble, “donde pudimos darnos cuenta que trabaja normalmente, pero tampoco notamos que el reo expusiera algún malestar físico”.

Reiteró que en caso de que el penal carezca de médico en determinado momento del día, las autoridades de la cárcel están facultadas para que sean los doctores de los servicios de salud que hay en los hospitales y centros de salud de Tecpan los que presten el servicio médico a los internos periódicamente en las especialidades como atención bucal, cirugías o medicina interna.