Imprimir esta página
El colectivo Los Olvidados de Ayotzinapa clausura de forma simbólica la CEAV Foto: Raúl Aguirre

El colectivo Los Olvidados de Ayotzinapa clausura de forma simbólica la CEAV

Escrito por  Héctor Briseño Jul 10, 2020

Después que no fueron recibidos hicieron pintas en puertas y muros de las oficinas

Reclama que el organismo no ha atendido su demanda para ingresar al Registro Nacional de Víctimas


Integrantes del colectivo Los olvidados de Ayotzinapa, clausuraron de forma simbólica, como medida de reclamo, las instalaciones de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), delegación Guerrero, en protesta porque desde enero pasado no ha sido atendida su demanda de ingresar al Registro Nacional de Víctimas, y ser acreditados como tales, de acuerdo a lo establecido en la Ley General de Víctimas.

Los normalistas arribaron a la instalación, ubicada en la colonia Costa Azul, alrededor de las 13:30 horas.

Después de no ser atendidos, realizaron pintas en puertas y muros del exterior de la oficina, donde lanzaron consignas. También colocaron cartulinas con la leyenda de “Clausura”. En representación de los normalistas, Francisco Javier Echeverría de Jesús, manifestó que “traemos un oficio con peticiones que hicimos desde enero, hasta la fecha no hemos tenido respuesta”.

Añadió que “como familiares y estudiantes de la Normal ya estamos cansados de no encontrar justicia por nuestros compañeros”.

El colectivo Los olvidados de Ayotzinapa, es integrado por familiares de nueve jóvenes estudiantes de la escuela Normal rural de Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos, quienes perdieron la vida entre 2011 y 2016, en hechos diferentes a la desaparición de los 43 estudiantes, durante la noche de Iguala, ocurrida el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Entre ellos se encuentran Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino, quienes murieron el 12 de diciembre de 2011, durante un desalojo en la autopista del Sol. Además de Freddy Fernando Vázquez Crispín y Eugenio Alberto Tamarit Huerta, fallecidos el 7 de enero de 2014; y Filemón Tacuba Castro y Jonathan Morales Hernández, fallecidos el 4 de octubre de 2016; además de Julio César Mondragón Fontes, Daniel Solís Gallardo y Julio César Ramírez Nava, reportados como muertos el 27 de septiembre de 2014, tras la noche de Iguala.

Normalistas señalaron que, si autoridades retiran los cartelones colocados en la fachada del CEAV, regresarán con protestas de mayor intensidad.

Los normalistas reprocharon que no fueron atendidos, no obstante que en horas previas una persona acudió a preguntar los horarios de atención.

Manifestaron que la pandemia del Covid-19 no puede ser justificación para que las víctimas no sean atendidas.

Bertha Nava, madre del normalista Julio César Ramírez Nava, asesinado durante la llamada noche de Iguala, manifestó que “han dejado a nuestros hijos asesinados a un lado, porque siempre son 43 por los que se está luchando, también queremos que se haga justicia por nuestros hijos, que vea el gobierno para acá”.