Exigen habitantes de Pedregal de Cantaluna a empresa que pague su adeudo a Capama Foto: Raúl Aguirre

Exigen habitantes de Pedregal de Cantaluna a empresa que pague su adeudo a Capama

Escrito por  Héctor Briseño Sep 02, 2020

Toman los residentes el acceso principal al complejo de viviendas en Acapulco

La constructora Opción Paquimé pretende heredarles la deuda de 7 mdp a la paramunicipal, señalan


Habitantes el conjunto habitacional Pedregal de Cantaluna, que se encuentra al poniente de Acapulco, entre los poblados San Isidro y Pedregoso, tomaron el acceso principal al complejo de viviendas, para impedir el ingreso de trabajadores de la empresa constructora Opción Paquimé, que edifica las casas, para exigir que la compañía pague un adeudo de 7 millones de pesos a la Comisión de Agua Potable y alcantarillado del municipio de Acapulco (Capama), o de lo contrario, los residentes podrían heredar la deuda.

Habitantes del sitio acusaron además otra serie de irregularidades en el conjunto habitacional.

En representación de los residentes, Miguel Ángel Otero Astudillo, explicó que “la empresa Paquimé, que es de Cuernavaca, tiene un adeudo grande con Capama, y se están desentendiendo, por lo que tomamos la puerta de la entrada para no dejar a ningún trabajador de la empresa”.

Advirtió que “no se quieren hacer cargo de la deuda, y nos la van a heredar a nosotros. Las autoridades de la Capama nos dijeron que eran 7 millones de pesos, que si no nos ponemos bien, la empresa se va y nos deja la deuda, y Capama nos dijo que nos iban a cerrar el drenaje”.

Otero Astudillo detalló que la deuda se generó en los últimos cuatro años.

Indicó que el complejo Pedregal de Cantaluna se integra por alrededor de 600 viviendas.

El representante de los vecinos manifestó que “no tenemos agua potable hasta que entre Capama y se entienda con la empresa, pero hasta después de que haga su pago”.

Añadió que “nos vamos a quedar aquí en la entrada hasta que la empresa pague a Capama”.

Por último, Otero Astudillo señaló que “las casas que apenas tienen cuatro años ya se están deteriorando, tenemos el problema de las casas, no hay alumbrado público, y otros detalles que no ha cumplido la empresa, por lo que no vamos a levantar el plantón, pero lo que principalmente pedimos es que pague a la Capama”.