Dudan vendedores de juguetes que la venta sea buena el Día de Reyes Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Dudan vendedores de juguetes que la venta sea buena el Día de Reyes

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Ene 05, 2018

Todo subió y los artículos están más caros; traemos poca mercancía, pero es más seguro que se venda, se quejan


Tecpan, 4 de enero. Desde la tarde del jueves 4, Herculano Barrera Perdomo comienza a armar el pequeño local en el espacio que las autoridades le cedieron en la calle Reforma de Tecpan, para vender sus juguetes la noche del 5 de enero. Sin embargo, este año el surtido del local es poco, porque asegura que el precio de los juguetes incrementó debido al alza del precio de la gasolina y otros insumos, “por lo que la venta este año no creo que sea tan buena”.

En su pequeño puesto, ofrece juguetes económicos como camiones de plástico, muñecas, pelotas, carritos y juegos de té o herramientas, así como prendas de ropa para niños.

El hombre, según contó, llegó de la Ciudad de México el martes, a donde se trasladó, como lo hace la mayoría de los que venden juguetes en esta fecha, para comprar los productos que este año ofrecerá a la gente que, la noche del 5 de enero, se aglomera en la calle Reforma, que es donde se colocan todos los vendedores de juguetes por esa noche.

“El año pasado traje el doble de mercancía, hoy solamente me alcanzó para comprar algunas cosas porque los precios subieron mucho, y la verdad no sale comprar juguetes que quizá no se vendan, mejor comprar poco, pero seguro”, manifestó el comerciante mientras abría dos cajas de cartón.

Junto a él, Jesús Hernández Hernández arma también su local. Al igual que su vecino, este año optó por comprar juguetes económicos para vender a la gente de Tecpan, consciente de que la economía de la población es baja al igual que su poder adquisitivo, y prefiere irse a lo seguro.

“La gasolina subió mucho y eso nos partió la madre”, aseguró Herculano al tiempo de amarrar una esquina del manteado que colocó en su local, “para protegerme del sereno de la noche, porque luego uno se enferma”, explicó.

El vendedor hace una pausa en su trabajo y dice: “el gas está por las nubes, la gasolina subió mucho y creo que va a subir todavía más, así que lo que se espera es que los precios de las cosas suban más, y lo malo es que todo sube pero los sueldos siguen igual, y entonces, -preguntó- a poco un papá va a preferir comprarle un juguete a su hijo que comprar la despensa, yo digo que no”.

En la calle Reforma, el 5 por la noche, además de los vendedores de juguetes, la gente que acude a ese lugar puede encontrar vendedores de tacos, aguas frescas, roscas de reyes, picadas, sopes y pizzas por rebanadas, lo que hace que muchos de los que van lo hacen sólo a cenar y pasar un rato de distracción junto a los que buscan los productos que ahí se ofrecen.