Exigen en Ayahualtempa atención a viudas y desplazados por la violencia Foto: Dassaev Téllez Adame

Exigen en Ayahualtempa atención a viudas y desplazados por la violencia

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Abr 19, 2021

Hace seis meses prometieron construirles casas, se quejan


José Joaquín de Herrera, 19 de abril. Policías comunitarios comisionados en Ayahualtempa, de este municipio, amagan con no permitir las elecciones y hacer quema de boletas en caso de que las autoridades no atiendan sus demandas, principalmente la atención de los desplazados y viudas.

“Nos han mentido, ya aplanamos los terrenos, eso nos pidieron hace seis meses y es la hora que las casas no se comienzan a construir”, indicaron los declarantes, quienes omitieron dar sus nombres por temor a represalias.

Además, las familias ya cuentan, desde el año pasado, con las tarjetas bancarias donde el gobierno del estado les depositaría los 2 mil pesos mensuales de apoyo como víctimas, pero sin que, hasta el momento, se les haya hecho un solo depósito.

Los coordinadores de este grupo de comunitarios y a 10 días de haber presentado a otro grupo de niños como miembros de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias - Policía Comunitaria Pueblos Fundadores (CRAC-PC PF), lamentaron que las autoridades gubernamentales no se hayan acercado a atender sus demandas, mismas que fueron presentadas desde enero del año pasado.

“Ninguna autoridad o representante se ha acercado a ofrecer un diálogo, ya es más de un año que nos ofrecieron ayudarnos y nomás nada”, señalaron.

Viudas

La señora Antonia Romero Suárez declaró que desde hace 6 meses las autoridades les pidieron emparejar los terrenos donde construirían sus nuevas viviendas como parte de los apoyos hacia las víctimas, mismas casas que estarían listas en 6 meses, pero sin que hasta la fecha se haya colocado por lo menos un ladrillo.

Explicó que el apoyo para vivienda sería de 90 mil pesos, aparte de otros 50 mil para comprar semillas de hortalizas y árboles frutales.

El día 2 de junio del año 2019 a las 17 horas en la cabecera municipal, fue asesinado Eugenio Máximo Hilario, ex comandante regional de la policía comunitaria de la CRAC de la región Montaña Baja y esposo de la señora Antonia Romero, cuando regresaba de comprar gasolina, hecho que ocurrió frente a ella.

Inés Villareal Ambrosio explicó que desde hace un año viajó hasta la cabecera municipal de Chilapa para tramitar su tarjeta donde les depositarían el recurso económico destinado para compra de despensas, “ahorita no nos han dicho nada, el gobierno nomas nos engañó, puras mentiras y ningún apoyo estamos recibiendo, nos están diciendo que ya van a llegar las viviendas, pero es fecha que nada”.

Dijo que, como se lo pidieron las autoridades les entregaron los documentos solicitados, incluida la credencial de elector, e incluso aplanaron el terreno donde les construirían su vivienda.

El día 8 de julio del año 2019, su esposo y otro integrante de la policía comunitaria de esta localidad, a las 22 horas, en el punto conocido el crucero del Jahuey fueron secuestrados por miembros del grupo delictivo ‘Los Ardillos’, y fue hasta el 11 de julio de ese año que fueron encontrados sin vida en la comunidad de Chautla, perteneciente al municipio de Chilapa.

Por lo que hicieron un llamado a las autoridades a cumplir con la entrega de los apoyos prometidos para que puedan darle sustento a sus hijos.

Desplazados

En el caso de los desplazados que habitan en Ayahualtempa, son 34 personas de 6 familias que huyeron de la localidad de Acotapachtlan, del municipio de Chilapa de Álvarez.

Lucio Adrián Bolaños Hernández recordó que, el día 18 de octubre del año 2019, su papá Fidel Bolaños Rojas por el grupo delictivo ‘Los Ardillos’, al día siguiente su hermano Félix Isidro Bolaños Hernández también fue privado de su libertad, sin que hasta el momento se sepa algo de su paradero.

Además de que el 7 de septiembre de ese mismo año, otro de sus hermanos, Leocadio Bolaños Hernández, fue encontrado muerto en el punto conocido El Ocotito al siguiente día.

Por lo que, junto con sus demás hermanos y su mamá, optaron por huir de su localidad, caminando 7 horas para poder llegar a Ayahualtempa, donde solo se quedarían por unos días, pero dadas las circunstancias optaron por no seguir adelante y refugiarse en este lugar.

Su hermano, Facundo Bolaños Hernández, declaró que han estado sorteando los alimentos con el poco trabajo que llegan a tener en Ayahualtempa, donde se rentan como peones para el campo y les pagan, dada la situación económica que se vive, con maíz y otros insumos.

Recordó que, optó por irse de jornalero al estado de Sinaloa, pero al mes de haberse ido se regresó, ya que se enteró de que en el mismo campo de trabajo donde laboraba, se encontraban personas que investigaban de donde provenían y recibió algunas amenazas.